“Figuras Ocultas” es una de las estupendas películas que sigue estando en cartelera después de varias semanas con el apoyo del público; hacía tiempo que no escuchaba un aplauso en una sala de cine después de acabar la película, algo que se ha producido tras el final de “Figuras Ocultas”. Un film que cuenta, por primera vez, la historia basada en hechos reales de tres mentes privilegiadas que trabajan para la NASA pero que tienen un rasgo que las separa de todo: son tres mujeres negras. Impactantes las historias que se pueden ver en la película sobre la lucha de los derechos que la población negra llevó a cabo en los Estados Unidos, lucha que coincide con el trabajo de la NASA para poner en órbita al astronauta John Glenn.
Estas mujeres eran llamadas “Calculadoras de color”, estaban en el ala Este de la NASA, donde tenían cafeteras “de color”, baños para “mujeres de color”, comedores, autobuses, clases de enseñanza… Es una película que tiene grandes interpretaciones y que aporta un grano de arena a la historia de la lucha por la igualdad de derechos, la lucha de la mujer por reivindicar su lugar, la lucha de las mujeres negras por su derecho al trabajo, a la educación, al reconocimiento.
Me ha encantado “Figuras Ocultas” desde todos sus ámbitos, un homenaje al trabajo de tres grandes mujeres matemáticas que ha permanecido oculto hasta la aparición del libro de Margot Lee Shetterly, quien descubrió esta historia y que ahora ha sido llevada a la gran pantalla bajo la dirección de Theodore Melfi. Las tres científicas son: Katherine Johnson (Taraji P. Henson), Dorothy Vaughan (Octavia Spencer), y la ingeniera Mary Jackson (Janelle Monáe) ellas fueron tres figuras claves en esta misión de la NASA.

 

*Artículo publicado en el número 2.456 del semanario Puerta de Madrid. Alcalá de Henares. Sábado 4 de febrero de 2017.

 

monica-lopez-bordon_poesia_vivir-para-contarla

Mónica López Bordón

Deje su comentario