escuela-de-familias.-Abordaje-médico-de-la-enfermedad-de-Alzheimer

 

El viernes 26 de octubre de 2018 a las 11.30 h. celebraremos en Vitalia Alcalá de Henares una charla sobre “Abordaje médico de la enfermedad de Alzheimer”. Será impartida por Jorge López López, Médico de Vitalia Alcalá de Henares.

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia entre las personas mayores. La demencia es un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias. Los síntomas de la enfermedad como una entidad nosológica definida fueron identificados por Emil Kraepelin, mientras que la neuropatología característica fue observada por primera vez por Alois Alzheimer en 1906. El Alzheimer suele comenzar después de los 65 años y de forma lenta, primero afecta las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje.

Los factores de riesgo más importantes (la edad, los antecedentes familiares y la herencia) no se pueden cambiar, pero existen nuevas pruebas que sugieren que podría haber otros factores sobre los que sí podemos influir.

La mayoría de las personas con la enfermedad tienen 65 años o más.

Las personas con padre, madre, hermano o hermana con Alzheimer tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad. El riesgo aumenta si más de un familiar tiene la enfermedad.
Hay dos categorías de genes que influyen sobre la capacidad de una persona de desarrollar una enfermedad: los genes de riesgo y los genes deterministas.

Los genes de riesgo aumentan la probabilidad de desarrollar una enfermedad, pero no garantizan que suceda.

Los genes deterministas directamente causan la enfermedad, lo que garantiza que cualquier persona que los hereda desarrollará el trastorno. Los científicos descubrieron variantes que causan directamente la enfermedad de Alzheimer en los genes que codifican tres proteínas: la proteína precursora amiloidea (APP), presenilina-1 (PS-1) y presenilina-2 (PS-2).

Cuando la enfermedad de Alzheimer es causada por estas variantes deterministas, se ven afectados varios familiares en múltiples generaciones. El Alzheimer hereditario representa solo el 1 por ciento de los casos.
Las investigaciones comienzan a revelar claves acerca de otros factores de riesgo sobre los que podemos influir a través del estilo de vida general, las opciones de bienestar y el manejo efectivo de otras afecciones.
Conexión entre el corazón y la cabeza: Esta conexión tiene sentido, ya que el cerebro se alimenta a través de las redes de vasos sanguíneos más importantes del cuerpo, y el corazón es responsable de bombear sangre a través de estos vasos sanguíneos hasta el cerebro. El riesgo parece aumentar con varias de las afecciones que dañan el corazón y los vasos sanguíneos. Estas incluyen las cardiopatías, diabetes, accidentes cerebrovasculares, presión arterial elevada y colesterol elevado.

Hay 10 síntomas principales a considerar:
1. Pérdida de memoria que afecta la vida diaria: olvidar fechas importantes o cosas que acaba de aprender, hacer la misma pregunta una y otra vez
2. Cambios en la capacidad de seguir un plan o resolver un problema: puede incluir tener dificultades para concentrarse en un problema, como un problema de matemáticas.
3. Cambios en la capacidad de completar tareas familiares: puede ser difícil llevar a cabo tareas domésticas.
4. Confusión sobre el tiempo o el lugar: perder la noción de cuánto tiempo ha pasado, la fecha o el día de la semana.
5. Problemas con la visión o comprensión de la información visual: problemas con la comprensión lectora, identificación de los colores, percepción de las distancias o confusión sobre lo que se está viendo.
6. Problemas con las palabras: olvidar palabras en medio de una conversación o repetir partes de una conversación.
7. Colocar las cosas en los lugares incorrectos: poner cosas en lugares inusuales, perder cosas a menudo.
8. Falta de criterio: prestar menos atención a la apariencia o a la limpieza y falta de criterio en cuanto al uso del dinero.
9. Retirarse de las actividades: retirarse de actividades sociales, proyectos de trabajo o reuniones familiares.
10. Cambios en el estado de ánimo y la personalidad: estar inusualmente confundido, sospechoso, trastornado, deprimido o temeroso.
Otra sintomatología puede ser: desinhibición, depresión, apatía, cambios en los hábitos de sueño, deambulación o vagabundeo, alucinaciones, agitación psicomotora, trastornos de la alimentación y del comportamiento sexual.

No hay un examen que pueda decirle a su médico si usted tiene la enfermedad. Generalmente se usan para descartar otras causas de los síntomas:
• Historial médico y estado de salud actual.
• Memoria, resolución de problemas, atención y habilidades de lenguaje.
• Valoración cognitiva (Miniexamen cognoscitivo, Test del reloj, Pfeiffer, etc)
• Valoración funcional(Índice de Barthel, Índice de Katz, etc)
• Pruebas de laboratorio, como pruebas de sangre u orina (Hemograma, función tiroidea, B12, Ácido fólico, etc)
• Escaneo cerebral para buscar problemas, tal como un accidente cerebrovascular, que puedan estar causando los síntomas.
Basándose en esta información es probable que su médico pueda establecer si la enfermedad de Alzheimer es la causa de su demencia. Sin embargo, la enfermedad de Alzheimer solo se puede diagnosticar con certeza después de la muerte. Esto se hace examinando el cerebro bajo un microscopio
No hay cura para la enfermedad de Alzheimer. En su lugar, el tratamiento puede centrarse en:

-Intervenciones terapéuticas generales
• Información sobre enfermedad y recursos sanitarios y sociales.
• Atención a las necesidades básicas, medidas de seguridad especificas. Establecer hábitos en las actividades de la vida diaria.
• Asesoramiento legal. Valoración de capacidad de obrar. Incapacitación / tutela.
• Estimulación para mantener capacidades y enlentecer el deterioro.
• Centros de día / Hospitales de Día psicogeriátricos.
• Apoyo psicológico: al paciente y a la familia. Plan individual de cuidados
• Disminuir la progresión de los síntomas, como la pérdida de memoria.
• Abordar los cambios de comportamiento, como la depresión y la agresión.
• Ayudar a aliviar otros síntomas, tales como los problemas de sueño.

-Tratamiento farmacológico
-Los medicamentos llamados inhibidores de colinesterasa son recetados para el tratamiento de los síntomas de grado leve a moderado. (Razadyne) (Galantamina), Exelon (Rivastigmina) y Aricept (Donepezilo).
-Fármacos antagonistas de los receptores NMDA (N-metil-D-Aspartato):
(Memantina)
-Tratamiento de síntomas psiquiátricos:
Neurolépticos (Quetiapina, Olanzapina, Haloperidol, Risperidona) Antidepresivos: Deprax (Trazodona), Benzodiazepinas: Lorazepam (Orfidal)
*La esperanza de vida de una persona diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer difiere con cada persona y suele variar entre 5 y 10 años aproximadamente.

La Escuela de Familias tendrá lugar en Vitalia Alcalá de Henares, centro situado en C/ Milán, 52 (entrada por C/ Varsovia) a las 11.30 h. Entrada libre hasta completar aforo.

Vitalia Alcalá de Henares es un centro especializado en la rehabilitación de Alzheimer, 
Ictus y Parkinson.  Trabajamos desde la prevención y el Envejecimiento Activo. 
Atención y mediación familiar.
Centro Concertado con la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid y Centro Autorizado por la Comunidad de Madrid para canjear la prestación del Cheque Servicio
(Ley de Dependencia)
Con el mismo cariño, pero con más medios
VITALIA Alcalá de Henares. C/ Milán, 52. 28805. Alcalá de Henares. Madrid
Tlf: 91 882 37 11. Correo: infoalcaladehenares@vitalia.com.es
En Twitter: @VitaliaAlcalaH  / https://twitter.com/VitaliaAlcalaH
sexto-aniversario_vitalia-alcala-de-henares

Deje su comentario




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.