un-rayo-de-poesia-entre-las-nubes_monica-lopez-bordon_christian-schloen
Un rayo de poesía entre las nubes
Karmelo C. Iribarren
Era finales de otoño
y aquella tarde vimos caer la nieve.
En nuestros ojos estaba
ese brillo de triunfo,
una luz dorada consumiéndose
con tanto deseo.

Miramos por la ventana
sintiéndonos verdaderos habitantes
de todo lo desconocido:
esa noche
ese firmamento
esa luz de la luna
ese rayo de poesía entre las nubes…

Abrazamos todo lo nuevo
para encontrarnos y perdernos juntos.

Nos llenamos de vida
y soplamos las estrellas.

Nos buscamos,
esta vez sí.

monica-lopez-bordon_poesia



Otros poemas:

el-cuidado-de-la-piel_vitalia-alcala-de-henares_centro-de-dia

La piel envejece con el paso del tiempo. Se hace más delgada, pierde grasa, aparecen manchas y se forman arrugas. También se forman hematomas con más facilidad y las heridas tardan más tiempo en curarse.
Pero el envejecimiento de la piel será más o menos evidente en función de si se ha tomado mucho el sol a lo largo de la vida, si no se bebe suficiente agua, si se fuma o si se padece algún tipo de enfermedad, como la diabetes o una patología renal. Todo ello facilita que la piel se seque, descame y se note áspera al tacto, pudiendo causar picor y facilitar que al rascarse se formen heridas susceptibles de infectarse.

Los cuidados de la piel cuando se tiene una edad avanzada se centran fundamentalmente en dos aspectos:

1) Hidratarla: la correcta hidratación de la piel se logra con una serie de medidas:
• Beber al menos 2,5 litros de agua al día.
• Incrementar la ingesta de frutas y verduras en la dieta.
• Utilizar una crema hidratante después de la ducha o el baño.
• Usar jabones suaves para el aseo personal.
• Utilizar agua templada, mejor que muy caliente, para ducharse o bañarse.
• Evitar los espacios con ambientes muy secos. Se puede utilizar un humidificador en casa.

2) Protegerla del sol: La exposición al sol y el calor favorece la deshidratación, frente a la que las personas mayores presentan un mayor riesgo. En este sentido, se deben adoptar las siguientes precauciones:
• Limitar el tiempo que se pasa al sol.
• Utilizar cremas solares de alta protección.
• Caminar, en la medida de lo posible, por la sombra y si se hace al sol vestirse con ropa amplia, de algodón, de manga larga y de colores muy claros.

• Utilizar sombrero de ala ancha para caminar.

 

Noelia Martínez

Auxiliar de Enfermería de Vitalia Alcalá de Henares

Vitalia Alcalá de Henares es un centro especializado en la rehabilitación de Alzheimer, 
Ictus y Parkinson.  Trabajamos desde la prevención y el Envejecimiento Activo. 
Atención y mediación familiar.
Centro Concertado con la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid y Centro Autorizado por la Comunidad de Madrid para canjear la prestación del Cheque Servicio
(Ley de Dependencia)
Con el mismo cariño, pero con más medios
VITALIA Alcalá de Henares. C/ Milán, 52. 28805. Alcalá de Henares. Madrid
Tlf: 91 882 37 11. Correo: infoalcaladehenares@vitalia.com.es
En Twitter: @VitaliaAlcalaH  / https://twitter.com/VitaliaAlcalaH
quinto-aniversario-vitalia-alcala-de-henares-centro-de-dia-expertos-en-mayores
el-monstruo-ama-su-laberinto-charles-simic-aforismos

“El monstruo ama su laberinto” es uno de los libros más bonitos del poeta Charles Simic. Nacido en Belgrado pero residente en Estados Unidos desde los veinte años, está considerado como uno de los mejores poetas contemporáneos en lengua inglesa.

La editorial Vaso Roto ha publicado este libro traducido por Jordi Doce y con un magistral epílogo de Seamus Heaney que nos introduce de lleno en el mundo poético de Simic, tan particular, tan original. Escribe el poeta sobre la poesía: «El destino del poeta es el destino del alma en cada hombre y en cada mujer”; “Un poema es un lugar donde se descubren afinidades. La poesía es una manera de pensar por medio de afinidades”; “Los últimos cien años de historia literaria prueban que hay un gran número de formas contradictorias pero igualmente exitosas de escribir un poema. ¿Qué tienen Whitman, Dickinson, Rimbaud, Yeats, Williams y Stevens en común? Mucho, y al mismo tiempo nada”.

Simic se mueve como pez en el agua entre el aforismo, la poesía, la prosa, el ensayo, la filosofía y el pensamiento, todo ello aderezado con un gran sentido del humor que, en muchas ocasiones, se lleva la sonrisa del lector. Escribe Seamus Heaney sobre Simic: “Inmensa confianza creativa, bufonesca y elegante. El acento de Simic es único dentro de la poesía americana contemporánea. Sus imágenes tienen un don asombroso para abrir un camino interior hacia una conciencia mítica latente, y a la vez otro exterior hacia el mundo”. Simic afirmaba que “la poesía nos da la experiencia del ser y el poema es un fragmento de tiempo hechizado por la totalidad del tiempo”, ese tiempo es el que nos permite disfrutar en cada uno de sus versos, todos, de alguna manera u otra, involucran al lector, le invita a pensar.

*Artículo publicado en el número 2.446 del semanario Puerta de Madrid. Sábado 19 de noviembre de 2016. Alcalá de Henares.

monica-lopez-bordon_poesia_vivir-para-contarla

confesiones-dulce-maria-loynaz-vivir-para-contarla-monica-lopez-bordon

Si algo podemos afirmar con certeza es que la vida nunca deja de sorprendernos. Una gran sorpresa fue para el periodista Aldo Martínez Malo que la poeta Dulce María Loynaz contestara a una de sus cartas abriendo así una amistad que duró durante toda la vida de la escritora. Dulce María Loynaz es uno de los referentes de la literatura cubana y ganó el Premio Miguel de Cervantes en 1992. Los que la conocieron destacan de ella su sencillez y cercanía, características que deja patente en toda su obra poética, de la que ella se encargó personalmente en hacer pública para todos sus lectores.

En el libro “Confesiones de Dulce María Loynaz” Aldo Martínez Malo publica una serie de conversaciones que mantuvo con la poeta en distintas ocasiones y que nos muestran a Dulce María en estado puro, su opinión sobre la poesía, la escritura, la política, la vida… Desde la primera vez que Aldo Martínez ve a Dulce María Loynaz hasta que se pone en contacto con ella pasaron 20 años, eso sí, la amistad que vino duró el resto de sus días. Así comienza el prólogo de estas confesiones: “La primera vez que vi a Dulce María Loynaz fue a la entrada del Ateneo de La Habana, en enero de 1953, junto a Gabriela Mistral. Sin proponérmelo establecí un paralelo entre las dos: Gabriela alta, severa, distante; Dulce María frágil, refinada, femenina desde la castaña cabeza hasta el corte del vestido (…) Mis relaciones con la autora de “Poemas sin nombre” no se iniciarían hasta diciembre de 1971. Le escribí una carta sin esperar respuesta. Pero ésta llegó pasados quince días, conmovedora en su sencillez…”.

Una de las preguntas que le hace Aldo es: Cuando termina de escribir, ¿qué hace? Y ella responde: “Lo primero que hago es ver qué palabras sobran para quitarlas. Y eso hay que hacerlo pronto para no encariñarse con ellas”. Dulce María Loynaz, una bellísima luz en la poesía.

*Artículo publicado en el número 2.445 del semanario Puerta de Madrid. Sábado 12 de noviembre de 2016. Alcalá de Henares.

 

monica-lopez-bordon_poesia_vivir-para-contarla

Mónica López Bordón

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies